sábado, mayo 22, 2010

Hot'n'cold - Katy Perry



You change your mind
Like a girl changes clothes
Yeah you, pee a mees
Like a bitch
I would know

And you over think
Always speak
Crypticly

I should know
That you're no good for me

Cause you're hot then you're cold
You're yes then you're no
You're in then you're out
You're up then you're down
You're wrong when it's right
It's black and it's white
We fight, we break up
We kiss, we make up
(you) You don't really want to stay, no
(but you) But you don't really want to go-o
You're hot then you're cold
You're yes then you're no
You're in and you're out
You're up and you're down

We used to be
Just like twins
So in sync
The same energy
Now's a dead battery
Used to laugh bout nothing
Now your plain boring

I should know that
You're not gonna change

Cause you're hot then you're cold
You're yes then you're no
You're in then you're out
You're up then you're down
You're wrong when it's right
It's black and it's white
We fight, we break up
We kiss, we make up
(you) You don't really want to stay, no
(but you) But you don't really want to go-o
You're hot then you're cold
You're yes then you're no
You're in and you're out
You're up and you're down

Someone call the doctor
Got a case of a love bi-polar
Stuck on a roller coaster
Can't get off this ride

You change your mind
Like a girl changes clothes

viernes, febrero 05, 2010

Getting away with It (all messed up)



Are you aching for the blade
That's o.k.
We're insured
Are you aching for the grave
That's o.k.
We're insured

We're getting away with it all messed up
Getting away with it all messed up
That's the living

Daniel's saving Grace
She's out in deep water
Hope he's a good swimmer

Daniel plays his ace
Deep inside his temple
He knows how to serve her

We're getting away with it all messed up
Getting away with it all messed up
That's the living

We're getting away with it all messed up
Getting away with it all messed up
That's the living

Daniel drinks his weight
Drinks like Richard Burton
Dance like John Travolta, now.

Daniel's saving Grace
He was all but drowning
Now they live like dolphins

We're getting away with it all messed up
Getting away with it all messed up
That's the living
We're getting away with it all messed up
Getting away with it all messed up
That's the living
Getting away with it
Getting away with it
That's the living
That's the living

martes, octubre 20, 2009

Love Is A Losing Game



For you I was a flame
Love is a losing game
Five story fire as you came
Love is a losing game

One I wish I never played
Oh what a mess we made
And now the final frame
Love is a losing game

Played out by the band
Love is a losing hand
More than I could stand
Love is a losing hand

Self professed... profound
Till the chips were down
...know you're a gambling man
Love is a losing hand

Though I'm rather blind
Love is a fate resigned
Memories mar my mind
Love is a fate resigned

Over futile odds
And laughed at by the gods
And now the final frame
Love is a losing game

lunes, febrero 09, 2009

Leo Messi, un gigante que soñaba ser grande

Promedia la primera parte y Leo coge el balón pasada la mitad de cancha. Aceleración repentina, mirada baja, flequillo pegado a la frente, carrera a fondo con la pelota adosada a su pie derecho. Leo hace un gesto y el último defensor arquea su cintura, luego puntea la pelota ante el portero y el gol le es esquivo por unos centímetros.

Messi sonríe y retorna para reprender el juego ante la ovación de la afición perpleja. Es feliz. Hace ya ocho años que llegó a Barcelona con el deseo de dejar de ser enano y se convirtió en un futbolista gigante. La naturaleza lo castigó con un físico escaso, con una enfermedad que vuelve en forma de lesiones, pero él le responde desafiando las leyes de la física. En un amago consigue lo que nosotros no logramos imaginar con nuestro cerebro.

Ya pasaron muchos años desde que en el césped despeinado del polideportivo Islas Malvinas de Rosario un chaval con el pelo que le tapaba la frente cogía el balón en algún lugar del campo. Corría, y la desproporcionada camiseta rojinegra del Newell’s Old Boys (la misma que alguna vez utilizó Maradona) se inflaba como un paracaídas. Era el más bajo de todos, y solamente se veía una mitad del número porque la otra se encontraba dentro de su pantalón. La pelota tenía para él unas dimensiones bestiales, pero de todas maneras se las ingeniaba para que se sumara a su complicidad y burlaba a los defensas y se enfrentaba a porteros. Algunas veces picaba el balón por encima de ellos, y a veces entraba y otras no. Pero él no perdía el entusiasmo y retornaba al juego mientras los padres que se agolpaban en cuatro filas de gradas, semana tras semana, no salían del asombro.

jueves, octubre 02, 2008

El km 0

Antiguo testamento, capítulo 1 versículo 1:

«¿Encontraría a la Maga? Tantas veces me había bastado asomarme, viniendo por la rue de Seine, al arco que da al Quai de Conti,

y apenas la luz de ceniza y olivo que flota sobre el río me dejaba distinguir las formas, ya su silueta delgada se inscribía en el Pont des Arts ,

a veces andando de un lado a otro, a veces detenida en el pretil de hierro, inclinada sobre el agua. Y era tan natural cruzar la calle, subir los peldaños del puente, entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreía sin sorpresa, convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentífrico.»

Amén.

miércoles, setiembre 10, 2008

Paris late

El corazón de Pierre se apaga poco a poco. Su deteriorado cuerpo no soporta el ritmo de antes, su piel ya de por sí traslúcida se transparenta cada vez más, y sus ojos…sus ojos. Traviesos, juguetean inquietos dentro de sus cuencas, y le desovillan Paris sin tapujos, le arrojan crudas historias mínimas concatenadas como solo alguien que sabe que le queda poco tiempo de vida puede apreciar.

¿Alguien pensó alguna vez que Paris es una ciudad impersonal y fría? De aritmética ya sabíamos que dos más dos nunca son cuatro, pero ahora aprendimos que 11.174.740 voluntades no conforman una masa homogénea e inerte, sino que son 11.174.740 percepciones individuales, 11.174.740 sístoles y otros tantos diástoles que serpentean por las calles pretendiendo esquivar sus destinos, fingiendo desconocerse, acobijados bajo la misma bóveda celeste.

¡Merci Cédric!

jueves, agosto 21, 2008

Antes que la carroza se convierta en calabaza

Paris es una caja de Pandora que, para cuando comienza a abrirse, ya estamos condenados de antemano al destierro. No sabemos cuanto es mucho, poco. Nadie nos avisa cuál es el momento justo en el que una gota se va a desplomar en el suelo. ¿Qué dura más? ¿Acaso es más larga la espera a que el sol se esconda detrás del Sena, de pie en el Pont des Arts, o la gestación, la puesta a punto en el vientre materno supervisada pacientemente por la arquitecta? ¿La eternidad es el aroma a café caliente subiendo por la mañana o una promenada por el quartier Latin? ¿Es más persistente el recuerdo de una tarde de verano de la infancia o el asombro detrás de una esquina, la retina en vilo detrás de un gesto inconsciente y evitable?

Quizás sea mejor hacer la maletas, guardar la todavía vigente capacidad de asombro junto a las roídas aunque eternas ganas de tener ganas, ansias de estar en el ruedo. Puede que sea mejor hacer caso a las recomendaciones e irse antes de que sean las 12 de la noche y la carroza se convierta en calabaza, y no volver nunca más a los lugares en los que uno ha sido féliz. Es sabido que ser huraño y tener un encefalograma plano en sentimientos tiene sus ventajas.

Pero no. No se puede aprender a no diferenciar un edificio, pila de cemento, de un niño, aceitada maquinaria humana. A dejar de levantar la mirada del suelo y mirar para abajo cuando una nube caprichosa salta de un tejado a otro. A evitar estas cosas no se enseña en ningún sitio.