lunes, febrero 26, 2007

Oscars 2007: El premio tardío a Scorsese deja huérfana a Babel

Cuando era pequeño, la entrega de los Oscars era el acontecimiento más esperado del mundo mundial del cine. Sus galardones eran sentencia inapelable, y el sentido de justicia jamás era debatido.

Luego uno va creciendo, y ve oropel en donde antes veía el oro, y detrás de las luces y la estridencia forzada, se dibuja la decadencia (al menos es lo que percibimos en esta parte del mundo) de la plantilla cinematográfica hollywoodense. ¿Cómo resuelve la Academia esta fuga? Copiando el modelo NBA, es decir, incorporando las figuras extranjeras que brillan, haciendo que en lugar de encandilar los billetes en el firmamento ajeno, lo hagan en el propio.

La edición de este año premia (por fin) a Martin Scorsese como mejor director y a su obra, “Infiltados”, como mejor película. En su séptimo intento, consigue el reconocimiento tardío que no logró con “Toro salvaje”, “Cabo de Miedo”, “Casino” y “Taxi Driver”. Cuentan los blogs más maliciosos, que esta vez el magnífico director paseó su figura por todas las cenas benéficas organizadas en Nueva York, conectándose con los abuelitos con la naturalidad habitual que ostentan los mejores políticos.

Nuestra pequeña Sunshine (que apareció para entregar la estatuilla de mejor corto animado) se llevó el reconocimiento al mejor guión por sus desventuras en el oeste americano, y su abuelo el de mejor secundario por instruirla en el concurso.

El deseo de Penélope se quedó en decepción. Esta vez, Pe se tendrá que conformar con los Goyas…

Babel” recibió un Oscar a la mejor banda sonora, que suena a premio consuelo para Alejandro Gonzáles Iñárritu, pero no para Gustavo Santaolalla, que encadena su segunda estatuilla consecutiva. El compositor argentino obtuvo la distinción el año pasado con “Brokeback mountain”, y en su currículo figuran las melodías de las otras 2 joyas de la trilogía de Iñárritu (“Amores perros” y “21 gramos”) y “Diarios de motocicletas”.

El Laberinto de Fauno” parece ser la que salió más airosa, con 3 distinciones: mejor dirección artística, mejor fotografía y mejor maquillaje, aunque se le perdió por el camino el de mejor película de habla no inglesa.

El trío monárquico que entregó la estatuilla a Scorsese estaba integrado por Francis Ford Coppola, George Lucas y Steven Spielberg. A pesar de todo, Hollywood se resiste a quitarse la careta, y en vez de premiar a Babel opta por Scorsese, y sumar otro elefante más en su zoológico. ¿Deberá esperar Alejandro González Iñárritu seis nominaciones más? ¿O escribir en el pizarrón de los Simpsons “el modelo de narración no está para ser roto”?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero es que NADIE va decir que Infiltrados es un remake???

mireias32 dijo...

Una gala sin demasiados sobresaltos....

Lynnsinhill dijo...

Yo vi la entrega el año pasado por fin enterita y sin desfase horario en la casa yankee de mi hermana. Y la verdad es que me decepcionó mucho, no sé, no había magia.

leicca dijo...

Un saludo... Voy con poco tiempo...

Lynnsinhill dijo...

A mí de Babel la historia cruzada y unida que más me gustó fue la de la japonesita.

Leicca dijo...

Hum... Hoy vengo más ratito, aunque Blogger no me deja poneros otra foto.

Para mí los Óscar fueron interesantes un año o dos. El año de Platoon... y alguno más. Era muy pequeña.

Después me ha resultado uno de los acontecimientos más tristes del mundo. (Digo tristes de los de ponerte triste...)

Bueno.

Un beso grande con el votillo.
Blogger no me deja publicar, pero seremos fuertes y aguantaremos.