martes, marzo 27, 2007

El turó de la Rovira

A pesar de estar en la zona alta de la ciudad, el turó de la Rovira está condenado al ostracismo. El lujo y el comfort está reservado para otros barrios, no para el Carmel. Esta pequeña colina está lo suficientemente alejada del centro como para organizar un parque de atracciones recalificador del suelo, estilo Forum. Solamente un par de autobuses llegan hasta arriba, tras escalar una pendiente que requeriría el mayor esfuerzo hasta de Lynn Hill.

El agua corriente llegó hace apenas unos años, bien entrados los setenta, lo que hace que uno se plantee una duda existencial: ¿entonces cuándo llegará la conexión Wi-Fi?

Turó en castellano, significa colina, cerro. Desde siempre, el ser humano creyó que viviendo en los lugares más altos tendría más seguridad, que estaría más protegido de sus semejantes. Siguiendo este criterio, esta elevación fue elegida por los íberos como morada.

Ya en la guerra civil, fue un punto escogido estratégicamente para colocar una batería antiaérea que defendiese la ciudad. Sin embargo, estaba ubicada muy lejos del mar, que era de donde venían los aviones que despegaban desde Mallorca, por lo que resulto bastante inútil.

El turó, olvidado en el crecimiento de la ciudad, se dedicó a amontonar barracones, hoy ya lejanos en el recuerdo. No obstante, hubo una propuesta no hace tanto de restaurar esta forma de hacinamiento, con el proyecto de construir pisos de protección oficial de reducidas dimensiones.

Pero todo pasa, y los únicos rasgos que conserva de su pasado arrabalero son los azulejos reutilizados, desechados en renovaciones de otros barrios, desprotegidos de cara al cielo, tras el derribo de los techos y paredes que les cobijaba. Esta forma de reciclaje antigua invita a jugar a adivinar la parte de la casa en la cuál hacían de suelo. Unos escalones, desniveles, agujeros…

¿Cómo intuir si es una cocina o un baño? Sus casas eran fruto de años y años de patchwork. El arte graffitero urbano cabalga a sus anchas en esta zona. Aunque este en expansión, no parece ser una amenaza para la conservación de la memoria histórica de estos barracones silenciados.

7 comentarios:

Lynnsinhill dijo...

Las vistas son muy buenas, no conocía esa parte de Barcelona, aunque en esta ciudad sólo he estado un par de horas de toda mi familia, una noche de verano en plan exhalación hace cuatro años, pero es una ciudad que me encanta ya de lejos.

Te ha quedado muy bien lo de Lynn, para nada me molesta, tienes vía libre.

Leicca dijo...

:-D
Un beso para ti también.
Y nada... yo también tengo lo de los ciclos todavía por aprobar.

Lynnsinhill dijo...

de toda mi familia¿¿¿¿??? De toda mi vida!!!!

Mi cabeza va por un lado y mis manos por otro.

Cronopio Urbano dijo...

Ahora sí se entiende, Lynn, jajaja
(Aunque supongo que tu familia será también tu vida, o tu vida tu familia, en fin...)

Lo importante no es aprobar, Bleicca, sino ir presentadose a todas las convocatorias (en este caso, no en la facultad, jajaja)

Leicca dijo...

un beso.

pro-es dijo...

Hola! Me llamo Katerina, y me interesa mucho este sitio? cuales autobuses me pueden llevar alla?

pro-es dijo...

es Katerina de nuevo) es que soy periodista y escribo una guia por Barceona para National Geographic de Rusia, y busco a gente que conozca bien la cuidad y pueda aconsejar algunos sitios interesantes y poco conocidos. Me gustaria hablar contigo, por ejemplo, sobre las vistas mas presiosas a la cuidad, con historia, como Turo de la Rovira.. La guia consiste en 26 consejos, cada uno dedicado a algun tema, por ejemplo, miradores a la cuidad. Si te apetece, aqui esta mi numero 610 323 278 o correo es-foreva arroba yandex.ru . Como te gusta mas. Gracias!