jueves, marzo 29, 2007

Instintos Básicos

El avance de la tecnología nos permite reproducir cada vez más fielmente videos y sonidos. De esta manera los demás sentidos, el tacto, el gusto y el olfato, quedan marginados a un segundo plano.

Hasta la magnífica novela y película El perfume narra (magnificamente, cabe aclararlo) visualmente las fragancias más seductoras inimaginables. Pero de la misma manera en que es posible transmitir olores con palabras, debería ser de la misma manera lo contrario: recrear palabras, sentimientos a través de aromas.

¿Alguien duda de que llevemos incorporado un lenguaje olfativo? Todos tenemos uno dentro, y el siguiente anuncio refleja situaciones reales, que versan sobre nuestros instintos prehistóricos todavía vigentes en el siglo XXI.



5 comentarios:

Lynnsinhill dijo...

¿Y cómo se puede curar uno de la desesperación? Con otra desesperada...

Cronopio Urbano dijo...

Es cierto, jaja.
(Creo que este anuncio y el de la amistad, son bastantes machistas)

Leicca dijo...

ojalá se pudiera hacer esa traducción, sí.
un beso.
paso algo agotada,
pero ahí va un click con una sonrisa.

J.Álvarez dijo...

Un saludo desde El Bastión de los Sueños, y muchísimas gracias por el apoyo a mi web (y a mi persona). A pesar de la situación complicada que estoy atravesando (como explico en mi último post) en breve regresaré al ciberespacio con nuevos contenidos y fuerzas renovadas. Un saludo, y hasta pronto! :)

maria* dijo...

Estoy de acuerdo. He leído el perfume y iba pasando de la peste al mejor aroma que nunca haya olido. Lo retrata a la perfección.